Inicio > Astronomia > EL Sol puede enfriar la Tierra

EL Sol puede enfriar la Tierra

Investigadores descubren sorprendidos que el período de tranquilidad de nuestra estrella ayudó a aumentar las temperaturas y que su actividad puede provocar lo contrario

Durante los últimos once años, el Sol ha atravesado un periodo de letargo en el que se ha mantenido tranquilo y en calma, una fase que parece haber terminado este año con un despertar virulento de la estrella. Esa larga paz solar, incluso inusualmente excesiva durante 2008 y 2009, ha tenido unos efectos imprevistos sobre el clima y la atmósfera de la Tierra, unas consecuencias que los científicos no preveían. Investigadores del Imperial College de Londres y la Universidad de Colorado sugieren que la disminución de la actividad del Sol, lejos de enfriar el planeta, ha colaborado en su calentamiento. El estudio aparece publicado en el último número de la revista Nature.

NASA
Una erupción solar
La actividad solar transcurre en ciclos de once años. Cuando disminuye, la cantidad total de radiación que llega a la Tierra también es menor, lo que, en un principio, hace pensar que se produce una disminución de la temperaturas.
Pero no es así.
Los investigadores analizaron la actividad del Sol durante el período 2004-2007, cuando se encontraba en la parte decreciente del ciclo, con la ayuda de instrumentos de medición del satélite SORCE, que mide la energía del sol en diferentes longitudes de onda.
¿Una anomalía?
Efectivamente, la actividad solar disminuyó durante ese período, pero los científicos comprobaron asombrados que la Tierra no sólo no se enfrió, sino que el Sol pudo haber provocado que nuestro planeta se calentara más. Contrariamente a lo esperado, la cantidad de energía que alcanzó la Tierra en longitudes de onda visibles en lugar de decrecer cuando la actividad del Sol disminuía, causó un efecto de calentamiento. Los investigadores creen que es posible que ocurra lo mismo a la inversa. Es decir, que en períodos que aumenta la actividad solar, la Tierra tienda a enfriarse en lugar de calentarse.
«Estos resultados son un reto respecto a lo que creíamos saber acerca del efecto del Sol en nuestro clima», afirma Joanna Haigh, autora principal de la investigación y miembro del Instituto Grantham para el Cambio Climático en el Imperial College de Londres. Sin embargo, «sólo nos muestra una instantánea de la actividad solar, y su comportamiento durante los tres años de nuestro estudio podría ser una anomalía». El equipo cree necesario ampliar la investigación para confirmar sus resultados.
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: