Inicio > Astronomia > En Busca de La última frontera del Universo

En Busca de La última frontera del Universo

Una galaxia descubierta a 13.000 años luz de la Tierra es el objeto más lejano y antiguo del Cosmos, un récord que los científicos esperan superar en pocos años

Un mínimo punto de luz, casi invisible, indetectable durante miles de millones de años, aparece de pronto en el fondo negro del Universo. Como un signo de puntuación escrito en el espacio, los telescopios dejan de leer para detenerse y enfocar lo más posible sus objetivos. Esa pequeña nota luminosa es el objeto más distante jamás detectado, una galaxia de complejo nombre bautizada como UDFy-38135539, cuya luz ha tardado 13.000 millones de años en llegar a la Tierra. Ningún cuerpo celeste más lejano ni más antiguo ha sido visto jamás por el ser humano.

Situación aproximada de la galaxia más lejana, en el centro del cuadrado blanco
A medida que las técnicas de detección se han ido desarrollando, los astrónomos han sido capaces de encontrar objetos cada vez más lejanos en el espacio; galaxias, estrellas o quasares que aparecieron apenas unos cientos de millones de años después de la gran explosión del Big Bang, cuando el Cosmos, mucho más pequeño y menos «concurrido», era muy diferente del que hoy conocemos, y la aparición de la Tierra ni siquiera estaba apuntada en la agenda de la creación.
La galaxia que ha batido todos los records fue detectada por primera vez por la nueva Cámara de Gran Angular 3 (WF3) del telescopio espacial Hubble en 2009. Ahora, científicos del Observatorio Europeo Austral (ESO) han confirmado en una investigación publicada en la revista Nature, su antiquísima naturaleza. No ha sido nada fácil dar con ella, ya que su luz, emitida tan sólo 600 millones de años después del Big Bang, ha llegado a la Tierra de forma extremadamente débil, en gran parte porque hasta esa época una densa nube de hidrógeno neutro cubría casi todo el Universo. Descubrirla es como encontrar una aguja en una pajar… lleno de niebla. Para ello, han utilizado la técnica de espectroscopia, la más fiable para echarle años a las galaxias.
«Estamos asistiendo, si no a la primera generación de estrellas, a una de las primeras que aparecieron en el Universo, y eso tiene un impacto cosmológico muy fuerte», explica Miguel Mas Hesse, investigador del Hesse, Es cierto. La carrera de hallazgos ha sido impresionante en los últimos diez años. La última galaxia ha desbancado en el puesto de objeto más lejano a una estrella descubierta el pasado año, cuya muerte en forma de estallido de rayos gamma, una potente explosión de energía, llegó a la Tierra tras viajar también cerca de 13.000 millones de años. A su vez, este «ejemplar de Neandertal», como fue descrita por los científicos españoles que participaron en su detección, le quitó el puesto a una lista de galaxias y quasares formados cuando el Universo tenía de 700 a 800 millones de años.
 
La edad oscura
Ahora, los científicos se enfrentan a un reto aún mayor, descubrir objetos de un tiempo incluso anterior, cuando el Universo entero no tenía más de 500 millones de años, estructuras que pertenecen al final de la llamada «edad oscura», la época tras la que aparecieron las primeras estrellas y de la que se aún se sabe muy poco. «Estamos seguros de que en los próximos años, con los instrumentos que ya tenemos -entre ellos destaca el Gran Telescopio de Canarias-, vamos a ser capaces de alcanzarlo», augura Mas. Pero serán dos grandes telescopios, el espacial James Webb, que se lanza en 2014, optimizado para trabajar en la longitud de onda en la que llegan las emisiones de este tipo de estrellas «arqueológicas», y el potentísimo y gigantesco E-ELT, que abrirá su gran ojo tres años más tarde en Chile, los que podrán analizar en profundidad estas maravillas . Cuando entren en funcionamiento, el Universo tendrá menos secretos.
Los objetos más antiguos tras el Big Bang:
1) 13.074 millones de años: La galaxia UDFy-38135539, descubierta en 2009, es el objeto más lejano y antiguo
2) 13.035 millones de años: El estallido de rayos gamma GRB 090423, en cuyo descubrimiento participó el CSIC
3) 12.968 millones de años: Galaxia A1689-zD1. Su edad pudo ser confirmada hace un par de años
4) 12.888 millones de años: Galaxia A2218, donde se forman estrellas masivas de manera intensa
5) 12.882 millones de años: Galaxia OIK 1. Su edad fue confirmada por espectroscopia en 2006
6) 12.797 millones de años: El quásar CFHQS J2329-031, una galaxia dominada por un agujero negro muy masivo

Las capas de la cebolla

j. de jorge madrid
 ¿Cómo saben los científicos que lo que o es tan lejano y antiguo? Básicamente, el quid de la cuestión lo tiene un fenómeno de la Física llamado corrimiento al rojo, que pone a cada objeto su medalla en el ranking. «Cuanto más lejos está un objeto, su espectro se desplaza hacia las longitudes de onda del rojo, lo que permite calcular la distancia a la que se encuentra», indica Miguel Mas. La galaxia ganadora tiene un corrimiento al rojo de 8,6; la estrella en segunda posición, uno de 8,2. «Hace diez años, el límite estaba tan solo en 2 ó 3, lo que demuestra lo mucho que hemos avanzado». señala el investigador del CSIC. «Es como quitar capas a una cebolla -continua-, cuanto más lejos están los objetos vamos más atrás en el tiempo y podemos conocer cómo ha evolucionado el Universo».
El primer resplandor
Puede que esta galaxia sea el objeto más remoto que conocemos, pero la luz más antigua del Universo es la radiación del fondo cósmico de microondas, es decir, los restos de la gran bola de fuego originaria, el Big Bang, hace 13.700 millones de años. Como en una máquina del tiempo que ha llegado a su destino final, los telescopios espaciales WMAP y Planck han conseguido captar cómo se veía el Cosmos casi en el momento en el que fue creado, antes de que nacieran las estrellas y las galaxias. El objeto de estas investigaciones es conocer cómo funcionaba el Universo primigenio durante el período llamado inflación, un corto lapso de tiempo justo después de la gran explosión y tras el cual el Universo, a partir de un simple punto inicial, multiplicó enormemente su tamaño. Tras este periodo inflacionario, el Universo se siguió expandiendo (cosa que sigue haciendo en la actualidad) hasta alcanzar el enorme tamaño que tiene hoy en día.
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: